top of page

La gran lucha económica de los Músicos Católicos

Actualizado: 2 mar 2019

La gran mayoría de músicos católicos no cuenta con grandes presupuestos debido a que no los apoyan. Pero, ¿por que pasa esto? resulta que es toda una cadena:

Al contar con poco presupuesto podemos pensar que es una excusa para hacer eventos con un sonido cualquiera lo que causa que no escuchemos bien la música y hagamos una mala ejecución de nuestras canciones.

Muchos se acostumbran a hacer las cosas con esta calidad y llegan hasta ahí: no componen, no graban y no hacen conciertos. Otros, lo hacen incluso en sus composiciones, con letras formas y arreglos hechos casi que por salir del paso, sin poner todo el empeño en su música

Al pasar a la grabación, muchos, a pesar del entusiasmo no conocen como se hace un buen material y no tienen como vigilar que sea competitiva su música. terminan haciendo música de bajo costo, no hacen la respectiva publicidad por lo que pocas personas asisten a sus conciertos y no compran discos baja la motivación y las pocas personas que van y escuchan sus grabaciones se llevan una mala imagen de estos músicos quedan insatisfechos y terminan por no seguir apoyándolos y buscando nuevas alternativas


Hoy me motiva escribir una inquietud que viene dándome vueltas en la cabeza por años y que he ido solucionando poco a poco con el paso del tiempo pero que veo en muchos amigos y colegas de la música católica; personas  que son íntegras, con valores, con muchos sueños y también muy buenos músicos o cantantes.

Los músicos católicos de hoy en día se encuentran atrapados, por abrumadora mayoría, en un circulo bastante complejo de vivir y de salir. Aunque pasa con muchos músicos seculares también, es mas fuerte y difícil en el mundo de la música católica ya que pareciera que el apoyo que recibimos es menor, y digo ‘pareciera’ porque considero que es, en gran medida, Falso!


    '¿Falso? … pfff…  ¿Como así?… ¡se chifló este man!… si yo he comprobado que nadie apoya nada! yo llevo años cantando para la iglesia católica y ¡pagan muy poco! Intenté hacer conciertos y les daba dolor pagar los $20,000 de la entrada, y si se pedía ofrendas, no alcanzaba ni para el sonido. Es mas, una vez grabe un disco y solo me compraron 10, ¡ni me alcanzó lo que vendí para pagar la inversión! Aquí no apoyan, y en definitiva lo sigo haciendo por el amor a Dios, no por dinero'


Esta historia resuena en la cabeza de muchos de mis colegas, y hay mas para contar pero no me quiero extender demasiado. Entrando en materia, el problema está configurado por los detalles. Si bien es cierto que la comunidad paga muy poco (a los que vivimos de hacer música para Dios) por la Santa Misa, casi no van a conciertos, poco compran discos, y una larga lista de etc,etc, etc… y mas etc… todo esto obedece a una lógica muy sencilla y fácil de explicar, y es que: no nos esforzamos lo suficiente.


‘Ahora si se enloqueció de remate… si casi no tengo descanso! Me paso día y noche trabajando, hasta tengo otro trabajo porque con lo de las misas no me alcanza!’


Asi suene ofensivo, es la verdad. No nos esforzamos lo suficiente en hacer que nuestra música suene, no solo bien, sino que llegue al corazón de quien nos escucha, que seamos realmente un instrumento De Dios para que su palabra llegue a los corazones de los fieles, nos conformamos con poder tocar una canción de principio a fin ‘sin desafinar’ o ‘sin equivocarme’ y como después de tocar me dicen ‘tan lindo que cantas!’ Salimos contentos y nos vamos a trabajar en el trabajo que nos produce dinero con el corazón lleno y el ego inflado sin darnos cuenta que el nivel de exigencia de la gran mayoría de las personas es muy bajo, pero a la hora de pagar, demasiado, o más bien, infinitamente alto. Y esto significa que, inconscientemente, al escucharnos en la Santa Misa nos comparan con el estándar de cantores parroquiales que, a pesar de que hay muchos muy buenos, es cierto que muchos lo hacen como un hobby ya que no son profesionales y no les interesa hacerlo mejor ya que les pasa lo mismo: les dicen que canta lindo y se van felices. 

Pero cuando hay que hacer un pago ahí la cosa cambia, porque si voy a celebrar mi matrimonio yo quiero que me cante Beyonce, Shakira o Pharrell Williams e inconscientemente nos comparan con los grandes de la industria de la música, y, ahí si, cualquiera que cante, me va a parecer poco y peor si solo canto ‘sin desafinar’.


Ahi es donde viene el problema grande que es nuestro EGO. Los músicos somos egocéntricos, muy egocéntricos, casi que por naturaleza. Y estamos acostumbrados a que nos digan que lo hacemos muy bien, que siempre quise cantar así o tocar algún instrumento, que nos admiran porque se necesita mucha disciplina para tocar un instrumento o cantar, en fin… una cantidad de elogios que nos hacen creernos la historia de que somos buenos solo por habernos ganado la aprobación de unos pocos sin mirar hacia adentro, a lo mas profundo: ¿siento yo el Espíritu Santo cuando hago música? ¿Oro lo suficiente? ¿Es mi canto una oración profunda?¿De verdad estoy transmitiendo la palabra de Jesús o es solo un sentimiento pasajero? Estas preguntas son de lo más difícil de responder y solo te las puede responder Dios en tu oración personal. Recordemos que simplemente somos portadores de el mensaje, no queremos que nos pase lo de el burrito que llevaba a Jesús, tenemos que estar siempre en humildad trabajando para el Señor.


Entonces después de que nos creímos que ya lo hemos logrado, que lo hemos hecho bien, y que de verdad somos buenos en esto, nos lanzamos en un proyecto grande como grabar nuestra música y de paso hacerle un lanzamiento grande con luces y mucha gente y tenemos a un amigo que nos ‘ayuda’ con la grabación de la guitarra, otro que me va a tocar la batería y otro que me va a regalar cualquier cosa. Y aunque es bien importante el presupuesto con que vamos a trabajar, es mas importante discernir si de verdad las personas que nos van a ‘ayudar’ están aportando a nuestro trabajo o lo están entorpeciendo. Y este será un tema que abordemos en otro momento: Como saber si las personas que nos ayudan de verdad aportan a nuestro proyecto musical.


Llegó el proceso de grabación, y con el, todos los problemas que esto supone: el presupuesto, el tiempo de los amigos, la falta de conocimiento sobre producción, saber como quiero que suene, saber como hacer para que suene como quiero o el mismo hecho de saber que una grabación debe sonar a algo junto con todos los temas técnicos de pre-producción, producción y post- producción. También tener en cuenta que si es favor o casi favor, muchos estudios no te tomarán como prioridad: seguro mientras están trabajando en tu sesión los veras pendientes del celular o de otros negocios y tu trabajo y esfuerzo se opacarán por estar en manos equivocadas. Siempre antes de iniciar una grabación debes asesorarte bien, ojalá de músicos que hayan tenido logros importantes en su carrera musical y que, principalmente, tengan como norte a Jesús. En Espíritu Santo Producciones te asesoramos para que puedas llevar a cabo un gran trabajo musical que logre hacer que el resplandor del mensaje no se vea opacado por una mala grabación. Ten por seguro que si no has tenido el correcto asesoramiento tu disco no será de gran calidad. En este camino he encontrado trabajos discográficos que, por presupuesto, han logrado empañar la buena imagen que los artistas han logrado crear en sus presentaciones en vivo: una vez compre un trabajo discográfico de un artista que, en vivo, lo hacia muy bien y ademas llegó a mi corazón, por lo que decidí comprar su disco para apoyarle. Al llegar a casa voy con la curiosidad de ¿con que me voy a encontrar? Y lo que sonó fue algo que no definía ni en una forma lejana al artista que había escuchado en vivo, el disco fue una total decepción: nunca lo volví a escuchar y se me dañó la imagen artística de esta persona. Por nuestro lado hemos encontrado la manera de obtener resultados maravillosos a un valor muy equilibrado, ademas el objetivo de esta plataforma es encontrar la manera de apoyar a nuestros músicos católicos que bien sabemos que han tenido que soportar mucho en el camino.


(Escucha nuestro trabajo aqui)


Después nos encontramos con el momento del lanzamiento y nos damos cuenta que no tuvimos en cuenta hacer una campaña publicitaria  en redes sociales en nuestro presupuesto, ni de voz a voz, no involucramos personas en nuestro proyecto, lo guardamos como un super secreto y al final se enteró muy poca audiencia. Debemos tener clarísimo que, aunque hayamos hecho el mejor trabajo de grabación jamás visto, si no tenemos una estrategia publicitaria nadie va a conocer nuestra música, hoy en día es mas fácil lograr una campaña publicitaria efectiva en redes sociales a costos notablemente inferiores que hace unos 15 años pero, de igual manera, es necesario estar muy bien asesorados. Y si tienes una campaña maravillosa pero un trabajo malo, es peor el asunto; asi muchas personas se llevaran una mala imagen de tu trabajo musical y seguirán sin querer apoyar la música católica. Esto no solo le hace daño a tu trabajo, sino al trabajo de los demás artistas católicos y a la misma iglesia. Bien sabemos que muchos católicos conocen mejor a los artistas cristianos protestantes que a los de nuestra iglesia y eso precisamente porque se han esforzado en hacer un buen trabajo y su comunidad se ve motivada a escucharlos y apoyar su trabajo; incluso la comunidad católica.


Con esto viene el concierto de lanzamiento donde hemos debido hacer su respectiva promoción durante suficiente tiempo, no es adecuado avisar al publico de tu concierto una semana antes, ni dos, ni un mes. Ademas las personas que vayan deben tener una experiencia maravillosa cuando estés mostrando tu trabajo, de lo contrario no volverán a tus eventos, ni saldrán a comprar tu disco y, ni siquiera lo escucharán en plataformas digitales. es supremamente importante la calidad de tu trabajo en todo lo que muestres al publico: al hacer ensayos olviden la frase famosísima ‘eso sale’ debes saber que nunca está perfecta una canción, siempre es deber mejorarla.




Total, es difícil que alguien quiera pagar por nuestro trabajo si no existe una motivación lo suficientemente grande que mueva a la persona a hacer la inversión. Esta motivación será la profundidad de nuestras canciones acompañadas por la calidad con que la comunidad la escuche en su producto final. Si nuestro trabajo es mediocre, mediocre será el reconocimiento. En tantas experiencias de evangelización ha sido notable que las personas si están dispuestas a apoyar la música para Dios, también les gusta, y además quieren dar de su dinero para conseguirla; en términos económicos, mercado si hay. Pero, muchos acuden a los artistas protestantes por el simple hecho de que ‘ los hace sentir algo especial’ y ese algo especial va muy ligado principalmente a que ellos invierten tiempo y dinero en aprender a hacer su música, en componer buenas canciones en hacer producciones de alto nivel, publicidad y conciertos en excelencia.

En conclusion:


La manera de salir de este circulo

  • debe empezar por nuestro día a día: cada vez que salgamos a cantarle a Dios debemos hacerlo con el corazón pero también con conocimiento; hoy es posible aprender a cantar y hacer música por internet, hasta GRATIS! y también hay cursos pagos virtuales y gran cantidad de cosas, solo tenemos que esforzarnos por aprender a hacer en excelencia absoluta nuestro trabajo. Eso será una primera motivación para que la comunidad apoye nuestro trabajo

  • Cuando inicies tus proyectos de grabación, asegúrate de estar caminando en por el camino correcto, ¡asesórate!: si no tienes un norte definido, la comunidad no encontrará un sonido agradable que transmita tu mensaje.

  • Invierte en tu proyecto musical: entre mayor sea el talento que participa en tu proyecto mayor será el resultado.

  • Déjate corregir: se humilde. Debemos aceptar que no nos sabemos todos los trucos, siempre podemos aprender de otra persona.

  • Diferénciate de los demás: observa muy bien que es lo que hacen los músicos católicos que están teniendo éxito actualmente, a veces el éxito de ellos no está solo en su música sino en como transmiten el evangelio a travez de esta

  • Que tus conciertos sean de altísima calidad: esto va a suponer un presupuesto, pero es lo que te diferenciará de los que siempre hacen lo mismo y siempre logran los mismos resultados precarios

Para resumir, les dejo lo siguiente:


46 visualizaciones0 comentarios
bottom of page